El secreto para ganar una discusión es increíblemente simple

Si quieres cambiar la opinión de alguien, pregúntale cómo en vez de por qué, dice Drake Baer en Business Insider. 

Esta visión viene del psicólogo de la Universidad de Colorado Philip M. Fernbach en un ensayo llamado Political Extremism Is Supported by an Illusion of Understanding.”

Su teoría es que los extremistas políticos pueden ser un poco menos extremos si tienen que explicar cómo su política preferida crearía los cambios que buscan en vez de decir la razón por la que están en lo correcto.

En el experimento, dos grupos de participantes le dieron su opinión en una variedad de tópicos controversiales y complejos, como el cuidado de la salud e Irán.

Un grupo tenía que dar su opinión y luego dar motivos por los que tenían esa opinión. Este grupo tuvo la oportunidad de plantear su punto de vista como cualquier persona en un debate o discusión.

Aquellos en el segundo grupo hicieron algo un poco diferente. En vez de dar sus razones, se les pidió que explicaran, paso a paso, cómo se implementaría la política desde el principio hasta el fin y los efectos que debería tener.

Los resultados fueron asombrosos.

De acuerdo a la hipótesis de Fernbach, aquellos que dieron sus razones seguían igual de convencidos de lo que pensaban antes del experimento, pero aquellos que tuvieron que explicar las mecánicas de implementación tenían un punto de vista suavizado.

Las dos conclusiones son las siguientes: para ganar una discusión, le debes preguntar a tu compañero cómo explica que su perspectiva se vuelva realidad. Si quieres mantenerte convencido de tu posición, no hables sólo de tus razones, si no de cómo se podrían implementar tus ideas.