¿Por qué siempre eliges la línea equivocada?

Todos los demás parecen moverse más rápido que tú mientras tu línea está estática.

No estás loco. Las otras líneas van más rápido. Pero ¿por qué? De acuerdo a Adam Mann escribiendo para Wired, se trata de lo siguiente.

La ciencia de las filas está basada en la Central Telefónica de Copenhague.  Agner Krarup Erlang quería saber cuántas líneas telefónicas debería haber en un conmutador cuando los operarios tenían que conectar físicamente las llamadas telefónicas.  Su objetivo era conseguir que fuera barato.  Mientras una sola línea era lo más barato, la gente tenía que esperar mucho tiempo.  Eso no tenía sentido.

Entonces, él creó una ecuación.

Tenía en cuenta el promedio de llamadas en una hora y el promedio de tiempo de cada llamada. El publicó un documento acerca de sus hallazgos y creó una rama de las matemáticas llamada la teoría de las colas.

La teoría de colas suena complicada y es usada en muchas cosas. Esta explica por que no estás en la fila más rápida.  Normalmente hay suficientes cajeros en la tienda para atender a cada cliente, pero durante las horas más ocupadas, una tarjeta declinada o un cliente a quien le guste charlar puede tener efecto en toda la fila que está detrás de él.

El ejemplo que da el artículo de Wired es el siguiente. Tienes tres filas, entonces tienes solo ? de posibilidades de estar en la más rápida.  De acuerdo a las probabilidades, tu línea no será la más rápida.

Para abordar esto, algunos negocios estan haciendo lo que los que manejan la teoría de las colas les han aconsejado. Usar una fila serpentina: solo una línea larga y quien esté adelante será atendido primero. Así no hay retrasos que hagan las cosas lentas para los demás clientes cuando hay demoras en una caja.

Desafortunadamente, la mayoría de los lugares no usan líneas serpentinas.  Esto es porque a las personas les gusta sentir que pueden optar por lo que quieren y aprovecharse del sistema si tienen la oportunidad. Por ejemplo, si son amigos de algún cajero.  También es un poco intimidante porque estas filas pueden ser mucho más largas que las tradicionales.

No siempre se trata de lo que es justo. Las líneas serpentinas pueden ser caóticas y desagradables. Aunque sean las más eficientes, puede que falte algún tiempo para que tengan éxito.