Esta mujer es la nueva presidenta de Croacia

En medio de problemas financieros importantes tras la llegada a la Unión Europea y con un escaso margen de 21 000 votos para superar a su contendiente en la segunda vuelta electoral, Kolinda Grabar-Kitarovic se convirtio en la primera presidenta de Croacia y buscará gobernar con sus principios conservadores y populistas.

Kolinda Grabar-Kitarovic ganó la segunda vuelta de las elecciones con un 50.54% de los votos, superando el 49.46% del presidente Ivo Josipovic, quien por un estrecho margen tendrá que dejar su cargo en un traspaso histórico por tener a la primera mujer que ocupará el lugar de máxima mandataria croata.

Como primera presidente de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic tendrá que trabajar mucho para retomar la confianza en las finanzas del país, ya que la llegada a la Unión Europa no ha resultado tan positiva como se pensaba y la economía flaquea, con sectores muy críticas de la labor del Gobierno para impulsar al país hacia un panorama más positivo.

El aspecto económico es uno de los grandes focos de atención actualmente, por lo que la nueva presidenta de Croacia tendrá que abogar por una política más agresiva buscando un panorama más efectivo que el planteado por su antecesor en el cargo.

Trabajaré por Croacia y no se permitiré que nadie diga que Croacia no será un país de prosperidad“, aseguró Grabar-Kitarovic en su discurso como ganadora de las elecciones, dejando en claro su postura principal como presidenta de Croacia y la relación de sus ideas con el mundo financiero.

El futuro de Croacia, en discusión

No son pocos los que temen que con la nueva presidenta de Croacia, el país vuelve a viejos hábitos cercanos con la derecha y empiece a tener complicaciones con sus vecinos balcánicos, pero la trayectoria de Grabar-Kitarovic como diplomática debería ser una garantía de movimientos inteligentes.

El mayor obstáculo sigue siendo la economía croata, que no se ha visto mejorada con su inclusión a la Unión Europea y afronta grandes retos para el futuro inmediato, por lo que Grabar-Kitarovic buscará refrendar la confianza de sus votantes, especialmente los que viven en el extranjero y significan el margen de 21 000 votos que le dieron la victoria final.