El puente para ardillas y el dinero de otras personas

La ciudad de La Haya construyó en 2012 un puente para ardillas sobre una carretera y desde entonces solo cinco de estos animales lo han utilizado, algo que ha despertado el malestar y las críticas de varios sectores contra las autoridades locales por el desperdicio de recursos.

El puente de las ardillas tuvo un costo de 150.000 euros en una obra completada en 2012, con el objetivo de ayudar a que los roedores pudieran cruzar una transitada carretera en Holanda.

“En 2014, tres ardillas utilizaron el puente y en 2015 solo dos. Es evidencia comrpobable con las cámaras de circuito cerrado sobre el puente”, declaró el alcalde de La Haya al ser consultado.

La denuncia sobre el desperdicio de recursos con el puente para ardillas comenzó con un concejal que hizo la consulta sobre la estructura que cruza por encima de la ruta N44 de La Haya.

“Taxis privados para las ardillas hubieran sido más baratos… Como contribuyentes asumimos que el gobierno es económico con nuestro dinero, pero aparentemente es totalmente alejado a la verdad con este muy costoso puente para ardillas”, comentó el concejal Arjen Dubbelaar.

La respuesta fue que cada cruce de una ardilla ha costado 30.000 euros, tomando en cuenta que en 2012 y 2013 ninguna de ellas hizo uso de la infraestructura.

El alcalde se defiende de las críticas

El puente para ardillas se aprobó después de que trabajadores del bosque reportaran a varios animalitos muertos en el camino, pero la molestia se ha multiplicado por el desperdicio de recursos y el alcalde afirma que se dio con dinero otorgado por organizaciones ambientalistas.