Comodín

La proxima vez que te quieras quejar por tu trabajo, piensa en los actores

Esquire.es