Comodín

Muere el piano tradicional