Comodín

Tu imaginación y tu realidad ocupan diferentes partes de tu cerebro