Comodín

¿Por qué aman los yates los millonarios?