Comodín

Por esto no puedes dejar de acariciar a tu gato